Oportunidades de Trabajo Seleccionadas

Cómo hacer que tu búsqueda de empleo sea más eficiente


Consejos para ayudarte a superar todos los obstáculos sobre tu búsqueda de trabajo

encontrar empleo trucos
En los próximos 5 minutos aprenderás:

- Por qué un buen currículum no siempre es suficiente.
- Cómo un simple "gracias" asegurará su trabajo.




Si estás buscando trabajo en estos momentos, seguro que te habrás topado con muchos consejos “útiles”. Solo unos minutos de búsqueda en Google son suficientes para obtener la primera información. Lo más probable es que esta sobreinformación te confunda y realmente no ayude.

¿Qué tal una lista de los consejos más básicos y atemporales, pero también información realmente útil que te ayudará a formular tu estrategia en el proceso de búsqueda de empleo?


1. Conócete a ti mismo para entender a los demás

En primer lugar, necesitas conocerte bien a ti mismo, tus fortalezas, tus talentos, pero también tus debilidades. Tu personalidad, inteligencia, experiencias, habilidades, hábitos, incluso tu sexualidad y encanto transmiten información a cada destinatario, a cada empleador potencial. Ahora está claro que lo único que no aprendemos en el aula es a nosotros mismos. Este gran trabajo recae sobre tu espalda, o más bien sobre tu mente. Mira profundamente dentro de ti mismo e identifica creencias limitantes incluso a través de los comentarios de otros que te limitan. Saca a la superficie todos los valores que componen tu personalidad, tu individualidad, tu existencia.

Revela tu buen yo, exterioriza tus deseos, piensa en positivo y con humildad y no olvides que la primera impresión tiene un peso especial, sobre todo en el caso de una entrevista. Concéntrate en lo que los demás ven en ti y trata de dar una imagen clara de ti mismo.


2. Deja absolutamente claro que eres el candidato adecuado

Cuando solicita un trabajo en una gran empresa en línea, es posible que su CV sea verificado primero por un sistema automatizado. Entonces, si pasa a la siguiente fase, lo verán los ojos de un ejecutivo de RR.HH., que puede no haberse dado cuenta del todo de las dificultades del puesto al que te postulas. Por lo tanto, intenta dejar claro tanto al sistema como a la persona que tu eres la opción ideal para el puesto.

Estudia las tareas del puesto deseado y cualquier información disponible al respecto. ¿Tu currículum incluye las palabras y expresiones contenidas en la descripción del puesto? ¿Demuestra sus habilidades en los campos que son importantes para este puesto? Asegúrate de que las respuestas sean afirmativas.


3. No te limites a la búsqueda online

La búsqueda de empleo en línea es un proceso con resultados tangibles, especialmente en nuestro tiempo. Pero tu estrategia también debe basarse en métodos alternativos. Crea un círculo de conocidos "en vivo" con personas que puedan ayudarte. Intenta ponerte en contacto con personas que trabajen en la empresa en la que quieres trabajar. Conozca detalles sobre la visión y filosofía de la empresa y si es posible trabajar desde casa. Acércate al reclutador y hazle preguntas. Hable con las personas que pueden influir en el proceso de selección.

Hablando con gente de las empresas en las que quieres trabajar, inmediatamente destacarás. Quienes toman las decisiones son entrevistados por personas que han sugerido o que conocen personalmente.


4. No olvides que necesitas actualizar tu currículum (y tu perfil de LinkedIn)

Sí, tu currículum es maravilloso. Tu perfil de LinkedIn es impresionante. Sin embargo, si no se le considera la persona adecuada para el puesto que le interesa, no dude en cambiar la fraseología, los términos que utiliza e incluso la jerarquía de su experiencia. Tu currículum no es un tatuaje que permanece igual. Lo mismo ocurre con tu perfil de LinkedIn. Recuerde, la flexibilidad y la adaptabilidad van de la mano con la actualización constante de sus habilidades.

Si tu búsqueda de empleo no es obvia, no olvide desactivar la publicación de cambios en su perfil de LinkedIn cuando actualice. Si está apegado a su jefe o compañeros de trabajo, pueden comenzar a sospechar algo con los cambios frecuentes.


5. La perfección no te ayudará a que te contraten

¡Sin ofender! Es probable que sea muy organizado, discreto, sofisticado y educado en su búsqueda de empleo. Sin embargo, muchas personas encuentran todo esto aburrido. Debe darse cuenta de que aquellos que tienen las cartas de presentación más estructuradas, que han memorizado todas las preguntas correctas, las respuestas cliché para la entrevista o usan la fraseología segura y común en su currículum no son contratados. Toda esta "corrección" te hará parecer "preparado" y no auténtico. Trate de ser memorable e interesante, porque estos candidatos son los que tienen éxito.

Es bueno que la diferencia esté en tu forma de pensar y actuar. Pero sin perder la medida y la esencia.



6. Si no estás en LinkedIn, eres casi inexistente

Dado que más del 90% de los reclutas usan LinkedIn como su principal fuente de búsqueda, la afirmación anterior no es una exageración. Si eres un profesional, no solo debes tener un perfil en LinkedIn, sino también usarlo a tu favor. Piénsalo de esta manera: mañana por la mañana un gerente de recursos humanos está buscando a alguien en tu área, en tu campo, con tu especialidad y no estás. ¿Adivina quién no lo conseguirá? ¡Tú!

Si tienes que elegir un medio social para aprovechar su poder, elija LinkedIn. Es, con mucho, la mejor herramienta disponible en la actualidad para buscar trabajo, establecer contactos y encontrar a las personas adecuadas.



7. Sé agradecido

Después de una entrevista manifiesta tu agradecimiento. Y no un agradecimiento robótico y formal, sino uno honesto con profundidad y pensamiento. Sugeriría enviar un correo electrónico a cada una de las personas que lo entrevistaron agradeciendo el tiempo dedicado. Esto los ganará, especialmente si los otros candidatos ni siquiera se molestan.

Ensaya para aprender a expresar un "gracias" auténtico y especial inmediatamente después de la entrevista. La velocidad y la calidad juegan un papel.

Por último, recuerda que al entrevistador le interesa más lo que puedes ofrecerle que lo que obtendrás del acuerdo. Por supuesto, estarán muy interesados en lo que quieres, después de demostrar tu valía. Pero durante la entrevista debe demostrar por qué tienes que ser contratado.

Ahora, puede continuar su búsqueda de trabajo con más conocimiento y más confianza.